11/12/08

ESPUMA

Ir y venir en un mismo círculo cerrado; bullir de lo más bueno, de lo mejor y borboritar en lo peor, cuando llega lo más malo, lo irritante, lo insufrible; disfrutar y agonizar en los contrastes; aparecer, fugarse, desaparecer de la vista, a lo lejos y, de cerca, beber si hay sed en lo hondo.Desearía observar el mundo como un gran conjunto de necesidades satisfechas, impersonalmente, pero no dejo de verlo como generador de nuevas. Aquellos embites, los de defensa, son también los embites de defensa de los otros, y entre defensa y defensa no media sino el ataque, el choque, el conflicto pendiente de resolución... Jugar a dilatar el tiempo de ponernos manos a la obra, posponiendo soluciones, mientras todo llega al mismo tiempo, como una ley de fatalidad que nos explota en frente y nos hiere la consciencia, burlándose de unos y de otros. Conocer a veces, no predispone a solucionar... Porque lo que sólo se conoce es lo propio y para solventar una deuda es siempre ineludible un recurso, un pagador, un deudor y aún no somos capaces, en cada uno de nuestros pequeños mundos infranqueables, de saber, o de intuir siquiera si aquel a quien debemos no nos debe también a nosotros, no debe a otros y no admite, contradictoriamente, nuestro pago. Voluntad contradictoria. Somos tantos. Tantas notas... Tantas aguas diversas. Tanta riqueza, también por ello, desperdigada, desaprovechada a lo sumo... Tantas tareas pendientes imposibles de añadir a cuenta alguna... El agua, el mar, la espuma... Viniendo... Yéndose... Imposible atraparla, conciliarla con la orilla de su playa o su ribera... En cada uno acumulada para la alegría exultante y para la pena incontrolada... Somos, a la vez, tantas cosas... Buenas...

9 comentarios:

Cornelivs dijo...

"Desearía observar el mundo como un gran conjunto de necesidades satisfechas".

Yo tambien mi estimado amigo, yo tambien...

Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Me maravilla la percepción que consigues en este texto sobre el mundo que te rodea, que nos rodea...Un saludo!

zoraida999 dijo...

He andado en circulos de los que no he creido salir.....y sigue andando.......me siento muchas veces como esas olas que cuando crees que ya se van y no te van a mojar vuelven con mas impetu sin que te den tiempo a ponerte a salvo....me gusta el mar en su ir y venir, pero no en mi vida....que desaria que fuera mas bien un lago donde estar tranquila en la orilla sabiendo que no me va a volver a mojar........

Me encanta

Bruto dijo...

"Hay una marea en la vida de los hombres cuya pleamar puede conducirnos a la fortuna, mas si se descuida el viaje entero, abocado está uno a perderse entre bajíos y arrecifes, y en pleno océano flotando nos hallamos: es preciso aprovechar la corriente mientras fluye o ver nuestra empresa fracasada".
W. Shakespeare en "Julio César", Acto IV, Bruto".

Amig@mi@ dijo...

Ayer te comentaba yo con una metáfora similar...
Lo negativo de tu reflexión: lo bueno se lo lleva la espuma...
Y lo posotivo:lo malo también...
Todo, todo es efímero, de ahi su corta "caducidad"
Besos

Lamia dijo...

Vaivén y murmullo....

Gil dijo...

A veces las aguas se juntan pero no se reconocen...corren paralelas pero no se cruzan...así pasa en la naturaleza...aguas cálidas, aguas frías, corrientes distintas...

Pero la espuma es siempre espuma...habrá que sacudir conciencias para que caiga el hastío y las penas sean, al menos, menos penas...o se transmuten en alegrías...ánimo

María dijo...

Voy a ojear tu blog, que lo descubrí desde el blog de amigos mios.

Saludos.

Fermín Gámez dijo...

"Somos tantos, tantas notas".

Pero al final, la melodía es la misma, y el mar la conoce, la conoce bien.

Me alegro de haber descubierto tu blog.

Lo sigo para pasarme por aquí más veces.

Un saludo.