30/10/08

UN TIPO, DOS TIPOS, TRES TIPOS... ANDA, ¡UN TIPAL!


Es imposible encuadrar con nitidez a un individuo dentro de un tipo.

El tipo se puede definir como la forma característica de constitución o estructura mental de un hombre que lo distingue particularmente de otros individuos. Unas tipologías han tomado como base de su clasificación algún aspecto del funcionamiento mental: la orientación y el interés hacia el interior o el exterior del yo; predominio del pensamiento, el sentimiento, la sensación y la intuición, como es el caso de la tipología de Jung (Foto central). Y otras tienen como base características físicas: aspectos faciales, estructura corporal, tamaño de las distintas partes del cuerpo.



Cada individuo tiene su propia estructura de personalidad, distinta a la de cualquier otro aunque tengan algunas características semejantes. Por eso, es frecuente encontrar que una persona posea características de diferentes tipos. Otro concepto muy similar, pero perfectamente diferenciado con relación al tipo, es el rasgo, y lo podemos definir como cualquier característica consciente de la personalidad que tiene un contenido emocional. Así definido, como rasgo entenderemos las referencias a formas de percibir, actitudes emocionales y probabilidades de un determinado comportamiento. Al contrario que el tipo, el rasgo sigue criterios analíticos para definir la personalidad.

Tipologías humanas:


Las tipologías humanas son de tres clases, de acuerdo con el criterio en que hayan sido orientadas:

a) Tipologías somáticas: Tienen como criterio de clasificación las diferencias en la estructura somática o corporal. Entre ellas se encuentran las elaboradas por Viola y Pende, psicoanalistas.

b) Tipologías psíquicas: Clasifican a los individuos según estructuras mentales y de reacción. Son de esta clase las tipologías de Jung y Adler.

c) Tipologías somato−psíquicas: Se basan en la estructura corporal, pero considerada bajo un aspecto dinámico funcional y en relación con las estructuras psíquicas correspondientes. Pertenecen a este grupo las tipologías de Kretschmer y Sheldon. Sobre esta tercera tipología elaboramos las siguientes cuestiones por considerarla la más completa forma de criterio, puesto que suma el somático y el psíquico.


KRETSCHMER

La teoría de Kretschmer realiza su estudio sobre la relación entre la constitución física y el temperamento, partiendo de enfermos que sufrían esquizofrenia y psicosis maniaco depresiva.
Observa que entre sus pacientes existe cierta correspondencia entre la estructura somática y la psíquica, lo que le lleva a sistematizar el estudio y a establecer una clasificación tipología doble:

·Tipos morfológicos o corporales

LEPTOSOMA: Caracterizado por caja torácica plana y alargada; pelvis ancha; relieve superficial delgado y tendinoso, con poco tejido adiposo; extremidades largas y delgadas, con manos y pies largos y estrechos; cabeza pequeña y cuello largo y delgado; cara estrecha y ovalada; nariz estrecha y afilada; cabello recio.

PÍCNICO: Caracterizado por: caja torácica abombada y corta; relieve de formas redondas suaves, con mucho tejido adiposo; extremidades cortas, manos y pies anchos y cortos; huesos finos; cabeza redondeada y relativamente grande, cuello corto y macizo; cara ancha; cabello flojo y tendencia a la calvicie.

ATLÉTICO: Caracterizado por hombros fuertes y anchos; tronco trapezoidal con pelvis estrecha; relieve muscular sobre una recia armazón ósea; brazos y piernas fuertes, manos y pies grandes cara tosca con salientes pronunciados y de forma oval alargada; cabello fuerte.

(Después de haber clasificado estos tres grupos, Kretschmer se encontró con que había sujetos que no era posible incluirlos dentro de ninguna de estas clasificaciones. Para poderlos clasificar formó un nuevo grupo:)

DISPLÁSICOS: Incluye los casos de anomalías constitucionales como: enanismo y gigantismo; los casos extremos de los otros tipos y los tipos mixtos imposibles de clasificar. Los llama así porque la displasia es una desviación o detención del proceso de plastificación, es decir,
adquisición y moldeamiento de la forma física normal.

· Tipos psíquicos:

ESQUIZOTÍMICO: Sus características son: se desconecta fácilmente de la realidad y se aisla; su sensitividad es marcádamente bipolar: o muy exagerada o muy disminuida; es muy susceptible y suspicaz o totalmente indiferente y frío; sus impresiones son más de orden psíquico que sensorial; exterioriza poco, es callado y reservado; su intimidad difícilmente puede ser penetrada; es poco influenciable por el ambiente y poco práctico.

CICLOTÍMICO: Sus características son: sociable, abierto, cordial; su vida está condicionada por el estado de ánimo fluctuando entre la alegría y la tristeza (ciclo), sin que haya causas externas que lo motiven; no tiene lógica fuerte; su capacidad de trabajo tiene orientación práctica.

GLISCROTÍMICO: Se caracteriza por el predominio del aspecto psicomotor, necesitando mucha actividad fisíca; son sujetos poco flexibles; persisten insistentemente en lo que piensan; su conversación tiende a ser monotemática; son pegajosos en el trato social; pueden ser apáticos o impulsivos.


Éstas divisiones, sin dejar de ser interesantes y orientadoras, tienen el inconveniente de que no presentan sino los tipos extremos y no los tipos promedio, olvidando muchas diferencias individuales e, incluso, valorando el aspecto somático determinante de la personalidad, no recala en el hecho de que cualquier variación externa que afecte directamente a un sujeto, como la falta de una adecuada alimentación, ha de modificar también su conducta, su personalidad, su estado anímico. Son útiles para los casos de individuos psicóticos, no en vano sus estudios estaban basados en la observación de este tipo de personas, pero no lo son cuando vamos a aplicarlas par tipos normales.

SHELDON:

La teoría de Sheldon, tiene como fundamento la existencia de tres componentes corporales , definiendo los tipos por el relativo predominio de estos componentes: el endomorfismo, el mesomorfismo y el ectomorfismo; y las dimensiones temperamentales correspondientes son la visceroctonía, la somatotonía y la cerebrotonía. (Te recomiendo que sigas leyendo a pesar de todo esto, porque lo mejor siempre está por llegar... Ahora, que tiene mérito...)

-Tipos morfológicos:

La base para esta clasificación es el mayor desarrollo de uno de los folículos embrionales: endodermo, folículo embrional interno; mesodermo, folículo embrional medio; ectodermo, folículo embrional externo... (Toma ya...!)

ENDOMORFO: Caracterizado por el predominio del desarrollo visceral; gordura; su estructura ósea y muscular está poco desarrollada y es débil.
(Corresponde al tipo pícnico de Kretschmer)

MESOMORFO: Caracterizado por el predominio de las estructuras corporales: huesos, músculos y tejido conjuntivo lo que proporciona un aspecto físico fuerte y resistente; el tronco es largo y musculoso; el volumen del tórax es superior al del abdomen; la piel es gruesa.

ECTOMORFO: Caracterizado por un organismo demacrado, de músculos pobres y huesos delicados; pecho aplastado; extremidades largas y delgadas.
(Corresponde al leptosoma)

-Tipos temperamentales:

VISCEROTONIA: Caracterizada por inclinación a la comodidad y sociabilidad; glotonería de alimentos, de gentey de afecto; amabilidad indiscriminada.
(Corresponde al ciclotímico)

SOMATOTONIA: Caracterizada por el predominio de la actividad muscular y el vigor; afán de dominio y deseo de poder; indiferencia ante el dolor; insensibilidad psicológica; agresividad competitiva. (Corresponde al gliscrotímico)

CEREBROTONIA: Caracterizada por la tendencia a encerrarse en sí mismo, a disimular y a inhibirse; la huida de la sociabilidad;la represión de la expresión corporal; la rigidez de la postura y de los movimientos; el control emocional y el ocultamiento de los sentimientos. (Corresponde al esquizotímico de Kretschmer)

La teoría de Sheldon ha sido poco sometida al estudio de otros investigadores.
Con relación a la de Kretschmer tiene la ventaja de que no presenta categorías totalmente definidas, sino distintas graduaciones a lo largo de las cuales todos los individuos pueden clasificarse.

Tipologíay Personología

La tipología trata de clasificar a los individuos de acuerdo con estructuras fisiológicas o mentales. Mientras que la personología se dedica a estudiar los factores determinantes de la personalidad que llevan a la persona a actuar como lo hace.

El término personología se debe al psicólogo norteamericano Henry A. Murray, quien en 1938 lo utilizaba para referirse al estudio o ciencia de la personalidad, definida como la organización dinámica, en el interior del individuo, de los sistemas psicofÍsicos que determinan su conducta y su pensamiento característicos. (W. Allport) Ésta definición indica:

· que la personalidad es de naturaleza cambiante: organización dinámica.
· que es algo interno, no de apariencia externa.
· que no es exclusivamente mental, ni exclusivamente neurológica sino que su organización exige el funcionamiento de mente y cuerpo como unidad.
· que los sistemas psicológicos son tendencias determinantes que dirigen y motivan la acción.
· que la conducta y el pensamiento son característicos de cada individuo, y que en ellos se refleja su adaptación al ambiente, a la vez que son formas de acción sobre él.

En la génesis de toda personalidad se encuentran elementos de origen hereditario y elementos de origen ambiental. La herencia proporciona una constitución física y una dotación genética, mediante las cuales se va a captar el mundo y a responder ante él. El ambiente proporciona elementos de interpretación, pautas para dar significado a los estímulos, y determinar formas de respuesta. La influencia simultánea de lo hereditario y lo ambiental a través del tiempo y del espacio, van dando origen y determinando la personalidad, puesto que el individuo no nace con una personalidad determinada, sino con cierta dotación que condicionará, en parte, el desarrollo posterior. La personalidad se conquista, se hace, se construye. Las condiciones heredadas se complementan y transforman a través de la experiencia, el aprendizaje, la educación, el trabajo, la fuerza de voluntad, la convivencia y el cultivo de la persona.

Status y rol social (Krech)

El status es el conjunto de consideraciones otorgadas al puesto que un individuo desempeña. Es decir, es algo que no merece el individuo por sus cualidades o características relevantes, sino que se le da por desempeñar un puesto independientemente del valor de la persona.

El rol es la estructura de necesidades, objetivos, creencias, sentimientos, actitudes, valores y conductas que los miembros de una comunidad esperan que debe caracterizar al ocupante de una posición.

La personalidad de un individuo se halla moldeada por el rol y el status que ocupa en la sociedad.
Todo individuo tiende a encuadrar su personalidad de acuerdo con la posición y el papel que desempeña en la sociedad. De este hecho pueden derivarse conflictos a nivel personal, cuando las características de un individuo no se acomodan a las exigencias del status. Y de esta misma situación se origina también la falsa concepción de la personalidad en la que se indentifica la conducta que se le exige por ocupar un cargo determinado, con las características internas que un individuo realmente posee.

Se produce una interrelación mutua: el status y el rol exigen un comportamiento determinado
del individuo, y éste imprime ciertas características de su personalidad, a su actuación.

Persona y Yo

La persona podría considerarse como la manifestación externa del yo.
El Yo es el factor unificador que vincula todas nuestras experiencias emocionales, nuestros hábitos, recuerdos, rasgos y valores. Es algo interno, que da unidad a las diversas características y aspectos de cada individuo. (Ros Stagner)

Serían dos cosas totalmente distintas, el yo, lo típico del individuo, lo interno; la persona, la máscara, la proyección social, la apariencia externa de yo.



Elementos o factores constitutivos de la personalidad


· La constitución física: Esta base heredada de la constitución física se halla expuesta a la influencia de factores que pueden condicionar o modificar su desarrollo y producirle cambios temporales o definitivos en la personalidad a un individuo cualquiera. Pero debemos tener en cuenta que la relación de influencia es bidireccional: de la constitución física hacia la personalidad y de la personalidad hacia la constitución física.

· El temperamento: Gordon W. Allport lo define así:

"Los fenómenos característicos de la naturaleza emocional de un individuo, incluyendo su susceptibilidad emocional, la fuerza y la velocidad con que acostumbran a producirse las respuestas, su estado de humor preponderante y todas las peculiaridades de fluctuación e intensidad en el estado de humor, considerándose estos fenómenos como dependientes en gran parte de la estructura constitucional y predominantemente hereditarios."

· La inteligencia: Es la capacidad para adaptarse a situaciones nuevas con rapidez y resolver con éxito los problemas en ellas implícitos.

a) Tipos de Inteligencia de acuerdo con el proceso de solución de problemas:

· Inteligencia comprensiva: Es la capacidad para captar con claridad los datos del problema y analizarlos con precisión y agudeza. Hay personas que poseen este tipo de inteligencia y se dan cuenta rápidamente de que la solución está planteada, pero después son incapaces de resolverla.
· Inteligencia inventiva: Es la capacidad para plantear vías de solución. Es propia de inventores y de experimentadores, que son individuos generalmente muy ricos en recursos de este tipo.
· Inteligencia crítica: Es la capacidad para verificar o comprobar la validez de las soluciones adoptadas. Los críticos de arte tienen este tipo de inteligencia.

b) Tipos de Inteligencia de acuerdo con las distintas situaciones que pueden presentarse.

· Inteligencia social: Es la capacidad para manejar el lenguaje e influir en los demás. Es tipico de políticos, abogados.
· Inteligencia espacial o concreta: Es la capacidad para manejar con eficacia objetos situados en el espacio; mecanismos y procesos industriales. Es la inteligencia del ingeniero práctico, del mecánico, del arquitecto.
· Inteligencia abstracta: Es la capacidad para resolver problemas a nivel de ideas y símbolos.
Es la inteligencia del filósofo, del matemático y del científico teórico

El carácter moral

Carácter es el conjunto de rasgos de personalidad, relativamente perdurables, que tienen importancia moral y social. Los rasgos que forman el carácter, como son bastante estables, imprimen una forma característica de actuar, marcan a la persona con un sello característico. Así, la amabilidad, lealtad, honestidad, doblez, irritabilidad, cuando determinan formas típicas de actuar de alguna persona, pasan a ser rasgos de su carácter. La niñez y adolescencia son etapas muy importantes en la formación del carácter, tanto positiva como negativamente. Las fallas, lagunas, distorsiones, experiencias traumáticas, así como las costumbres, vivencias felices y satisfactorias, normas y prácticas morales y éticas van señalando y matizando el carácter.La importancia del carácter radica en que demuestra los valores que vive la persona, la forma de tomar y llevar a cabo las decisiones, y de conducirse conscientemente con sus semejantes. Es en este sentido, el reflejo de toda la personalidad.

Características de la personalidad madura

La meta del desarrollo de la personalidad es lograr la madurez de la misma. No es fácil determinar qué es madurez en cuanto a la personalidad. Sin embargo, quienes se dedican a estudiar este punto señalan una serie de rasgos que son propios de una personalidad madura. Son los siguientes:

· Estabilidad emocional: Que implica una integración de la personalidad, es decir, haber integrado instintos, impulsos, tendencias, necesidades, emociones, sentimientos, vivencias y acciones con pensamiento y voluntad, que permite a la persona reaccionar ante los distintos estí mulos de una forma estable y autónoma determinada no por impulsos primitivos, sino por los elementos rectores de su personalidad bien integrada.

· Conocimiento de sí mismo: Conocimiento de las capacidades, cualidades y valores que posee uno mismo, así como de las deficiencias, debilidades y tendencias de acción que le son características.

· Capacidad de autoevaluación: El individuo maduro se juzga a sí mismo y reconoce cuándo actúa bien o mal, que aspectos positivos y negativos posee.

· Capacidad de decisión: El individuo que la posee toma decisiones sabiendo y aceptando las consecuencias de las mismas; sacrificando unos motivos por seguir otros.
· Capacidad de aceptar riesgos y responsabilidades: Implica emprender las acciones no a ciegas, sino habiendo medido los riesgos que se van a correr y haciéndose completamente responsable no sólo de la acción en sí, sino también, de sus consecuencias.

· Autonomía del Yo: Implica, dentro de un cumplir las normas sociales, ser libre, es decir, no estar esclavizado al ambiente social ni al grupo social en que se vive.

· Fuerza de voluntad: Es la capacidad de organizar las energías corporales en dirección a una meta.

· Capacidad de esfuerzo: Es la voluntad de querer, es decir, la acción continuada y esforzada para lograr un objetivo o cumplir una acción.

· Capacidad de convivencia: Supone tener en cuenta no solamente las necesidades del propio yo, sino también las necesidades, derechos y motivos de los demás.

· Autenticidad: El hombre maduro ha adoptado aquellos valores, normas de vida e ideales que cree mejores en relación con sus motivaciones y actúa en forma consecuente con ellos.

Características de una personalidad madura a nivel de adolescencia:

1. Capacidad de amar de una manera solidaria, oblativa y gratuita: Supone salir del egoísmo, para hacerse solidario con las demás personas; tener capacidad de sacrificarse por los demás y tener amor gratuito, es decir, desinteresado, que no busca el bien personal, sino el de la persona a quien se ama.

2. Capacidad de empatia para acoger y compartir: Acoger y compartir con empatia, significa ser capaz de ponerse en el lugar de la persona a quien se acoge o con quien se comparte. Sentir con ella; vivir lo que ella vive. Sólo de esta manera se puede llegar a una plenitud en la acogida y en el compartir.

3. Autonomía personal como expresión de libertad en todo contacto humano: Teniendo en cuenta que el aislamiento no supone autonomía sino, frecuentemente sometimiento a tendencias emocionales incontrolables.

4. Control adecuado de la vida emotiva: De las reacciones ante situaciones emocionales; del predominio de estados de humor que determinan el comportamiento del individuo.

5. Sexualidad integrada en un proyecto de vida guiado por el amor: Superación de la sexualidad basada en la búsqueda animal del placer, para pasar a vivir una sexualidad oblativa.

6. Aceptación de sí por medio de una imagen adecuada de sí mismo: La aceptación exige conocimineto propio, sentido de autocrítica y de evaluación.

7. Adecuado sentido de la realidad personal, social y transcendente: Tener este sentido proporciona al adolescente elementos que le evitarán evadir la realidad, alejarse del mundo, así como será una fuente de ayuda para lograr el conocimiento propio.

8. Ausencia de ansiedades, dudas y temores en grado notable: Poco a poco el adolescente debe ir superando las angustias. El conocerse a sí mismo, el ser realista, le ayudarán a adaptarse mejor. Así mismo, conforme logre su autonomía se le facilitará ser menos dependiente y confiar más en sus capacidades y cualidades.
9. Prescindir de metas inmediatas para buscar metas a largo plazo: Es decir, no vivir deseando que las cosas se realicen en forma inmediata, sino trabajar para el futuro.

10. Vivir la vida con alegría, encontrando sentido incluso a las frustraciones: Vivir en forma positiva las distintas experiencias que se presentan. Tener valores que le impulsen a luchar en la vida, a superarse, a no dejarse aplastar por las distintas circunstancias adversas que se le presenten.

Y para acabar, al fin:

Cada cual tiene en su manera de ser algo que al ser expuesto ha de engendrar un descontento inevitable...




FUENTE: Lecturas de libros de psicoanálisis y diversos estudios y enciclopedias.

Psicología on-line
Robertexto

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Una entrada muy documentada. Aunque nos rebelemos, aunque no nos guste, aunque nos sintamos individuales y únicos, somos seres fácilmente agrupables.

Yopopolin dijo...

ultimamente nos sorprendes con entradas muy ilustrativas... si señor!! cada dia aprendemos algo nuevo... xD

salu2

Isabel Huete dijo...

Ummm, demasiados teóricos hablando de lo mismo o parecido. Hay cuestiones en las que no cabe discusión por su evidencia, pero en otras no creo que se pueda generalizar tanto... No soy psicóloga pero conozco el psicoanálisis y la terapia psicológica conductista y no conductista y creo que hay un más allá de la psicología.
Muchos comportamientos se están analizando a la luz de la biología y se está descubriendo la importancia de los aspectos biológicos y genéticos en la formación del carácter y del comportamiento.
No sé con qué quedarme pero lo que sí tengo claro es que cada individuo es en sí mismo un mundo inigualable e incomparable con cualquier otro.
Lo generalista está bien pero prefiero centrarme en lo individual a la hora de analizar a la persona.
La frase de Oscar Wilde está muy en consonancia con la manera como vivió y como lo trataron.
Besotes.

el piano huérfano dijo...

un analisis y una informacion completa, aun que, con tu permiso me gustaría añadir la teoria de Fonti que viene del MICROSICOANLISIS lo cual se basa en repiticiones de la vida
bueno no me enrollo mucho

un placer leerte, por que leerte es informarce informacion es poder, asi que muchas gracias

te leo muy detenidamente por que tocas los asuntos que mas me tocan ahora

Cornelivs dijo...

Un post muy bien documentado y muy bien elaborado, Carlos, y además, sumamente interesante.

Lo he imprimido.

Un abrazo

Ayshane dijo...

Tras leerte me he sentido identificada con varios aspectos, tipologías.... en fin ¿qué pasa cuándo te ves a ti misma reflejada en cada carácterística de la personalidad?

Parece que soy un poco de aquí y allá y ¿sabes? creo que me quedo con Oscar Wilde, cada uno de nosotros tenemos nuestra propia forma de ser... tan diferente e incasillable que es imposible que podamos clasificarnos...

besitos grandotes guapo!!!!

zoraida999 dijo...

Me encanta este tipo de temas, algunas tipologias me suenan. Parece que todos podemos ser encuadros dentro de la normalidad en distintos rangos, cada uno podemos tender mas a unos que a otros sin que con ellos nos salgamos de los que se considera normal y entremos en lo que ya seria enfermedad......

Zeltia dijo...

concuerdo bastante con el comentario de isabel huete. aunque por diversión, y sin ser completamente, claro está, yo m veo reflejada en VISCEROTONIA: Caracterizada por inclinación a la comodidad y sociabilidad; glotonería de alimentos, de gentey de afecto; amabilidad indiscriminada.
(Corresponde al ciclotímico)
- `por decir algo ;)

Te encontré en Technorati al incluir mi blog en tus links

veo que ya llevas un gran trabajo aquí, habrá que mirarlo con calma...
¿y puedo poner una liga a tu blog desde el mio o prefieres que no?
Me alegro de verte.