24/11/08

MIEDO AL DESNUDO



Somos animales eninentemente textiles. Seres de capas superpuestas de atuendos protectores que abrigan nuestros cuerpos. Miembros resguardados y prevenidos bajo ellas, defendidos de los cambios en el clima. Usuarios de vestimentas definitorias, inconfundibles unas veces. Las más, nos ayudan a la anonimia como pinturas de camuflaje. Nos ocultan o nos enseñan, nos muestran.
Podemos amar la desnudez, gustar de ella, complacernos con la contemplación de un cuerpo desnudo. La desnudez es la única apariencia pura de debilidad a la que también muchos temen sin confesarlo. Podemos querer deleitarnos en el atavío, aferrándonos como si fuéramos a perder algo de nosotros o a protegerlo. Destaparse es un acto de inocencia y de consciencia. Cubrirse es un acto de necesidad o responsabilidad. Actos de pureza primaria, inveterada, con los que es posible combatir la vergüenza del otro, su pudor, el temor al desabrigo del otro, escondido o no bajo la tela. Afirmando para negar. Nadie se destapa por nada y menos para que impúdicos nos observen quienes vengan luego a cubrirnos con sus prejuicios de pequeño mundo aislante, de frente estrecha y cejijunta y de corta visión nasal...

23 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Dan ganas de desnudarse todos los días para demostrar al mundo lo equivocado que está

CARLOS LABARTA dijo...

PEDRO OJEDA ESCUDERO: no conozco otra forma mejor que desnudarme para combatir...

Cornelivs dijo...

Asi es, Carlos. Me uno a tu criterio.

Te cuento una anecdota? Juan XXIII se quedó media hora embelesado viendo a un desnudo de Rubens...los curas y los cardenales le dijeron: "Santidad, retirese ya, este cuadro es pecaminoso...". El respondió: "estoy deleitandome contemplando a la BELLEZA. ¿Que hay de pecaminoso en eso? ¿No seran vuestras intenciones las que son pecaminosas?"

UN ABRAZO.

Esther dijo...

Es verdad tendemos a abrigarnos como para protegernos del mundo,tanto nuestro interior como nuestro exterior..A veces deberíamos desnudarnos más para enriquecernos todos mutuamente pero por miedo a que nos hagan daño no lo hacemos..

un beso

CARLOS LABARTA dijo...

CORNELIUS: en efecto, cuántas veces no hemos visto que el censor, ejecutaba prohibiciones que denunciaban sus propias perversiones, cuántas veces nos han recriminado acciones personas frustradas, cuántas veces nos han mirado con desprecio quienes envidiaban nuestras opiniones, nuestras actitudes ante la vida...

oiril dijo...

Precioso... una reflexión que sin duda mas de uno tendría que hacerse.
Yo justamente hoy, vengo a ti bien tapadita jejeje
…es solo un juego.
Hasta otra..

Mª Antonia dijo...

Querido Carlos:
Yo me siento vulnerable frente a los ojos de un mundo que me resulta desconocido y ajeno , cuando me desnudo, desnudando mi alma. Un cierto grado de miedo se apodera de mí y tiendo a protegerme detrás de los visillos de la palabra escrita. Es más fácil desnudar un sentimiento con un poema, que dejarlo al descubierto expuesto a los dardos de la propia vida o mantenerlo oculto, vestido para siempre de convencionalismos políticamente correctos.
El desnudo físico es otro cantar. Ojalá pudiéramos andar desnudos por la calle, fuera de modas estúpidas, sólo cubriéndonos en invierno para evitar enfriamientos, disfrutaríamos más de la vida, al percibirla toda, a través de nuestra piel. ¡Cuánto hemos perdido desde que se inventó la ropa! Je,je,je.

Un abrazo.

CARLOS LABARTA dijo...

ESTHER: confundimos nuestra intimidad con nuestra integridad...

OIRIL: Bienvenida a mi casa! Buenas fechas son estas para ir denusdo, verdad?... No, pero lo cierto es que no sabemos desnudarnos...
Por tu casa me pasé pero me ha sido imposible dejar comentario a tu entrada más recíente, y lo que quería decirte con respecto a tu texto es que lo que más miedo me da a mi tras ser consciente de que he de salir a buscar, es no saber reconocerme...
Lo dejo aquí, pero volveré a ti, a tu casa en breve...
Nos estamos viendo, muchas gracias por pasarte y dejar que puediera conocerte... Este modo de aquí, es un modo bien desnudo de conocerse, o no? En mi "casa" tindo a estar casi siempre "ligero de ropa" que no de equipaje... Je!
Un saludo

CARLOS LABARTA dijo...

M@ ANTONIA: en efecto, estoy contigo...Siempre he creído lo mismo qu tú... Y, añado, ¿qué hay de ese vértigo al leer lo escrito y verse desnudo en ello? Es una sensación inigualable... Desearía poder desnudarme como tú lo haces en tus poemas, encantradores, maravillosos, que traspasan, pero soy incapaz de desnudarme así desde hace tiempo... Ahora me desnudo prosaicamente, lentamente y con mis faltas, mis lagunas, con cierto pudor y no creas que con cierto arrepentimiento de que puedan verme quienes me observan y no comparten mi mismo sentido de la desnudez que les muestro sin pretender nada más que dar desahogo al deseo de contar, de decir, de compartir y de mostar, que no mostrarme...
Me alegro mucho cada vez que te veo por aquí.. He abandonado vuestra casa un tanto, pero aún sigo yo en proceso de reubicación, y no sé donde parar... Veré a dónde voy...

moderato_Dos_josef dijo...

Es verdad nuestra vestimenta es además nuestro refugio social; ya que ir vestido de una forma u otra significa aliarse con un determinado grupo o pandilla social determinante. Un post excelente!

CARLOS LABARTA dijo...

MODERATO: tú si que eres excelente...
Nos escondemos, nos rehuimos, no sabemos cómo destaparnos, cómo compartirnos y gozar de la intimidad ajena, aprendiendo, sin atacarla, denunciando nuestros propios defectos insuperables, nuestro miedo cerval a que nos dañen...

Yopopolin dijo...

la verdad es que no lo podias haber expresado mejor! bonitas palabras dedicadas al miedo irracional al desnudo, a quitarnos todas las capas, cual cebolla, y mostrar nuestro yo mas profundo...

un abrazo!

Fernando Manero dijo...

De textiles, abrigos, embozos y protecciones epidérmicas habría mucho que hablar. Veo que eres una autoridad en la materia y poco podría decir quien, como yo, utiliza las prendas indispensables para seguir nadando mientras la ropa permanece protegida. Y no es ambigüedad y afán por hacer cosas que no parecen compatibles. Es simplemente el deseo de protegerme de los malos vientos que a veces arrecian sin darles oportunidad de curtir el rostro o de provocar una actitud de rechazo hacia el exterior frente a la que siempre he luchado. ¿Destaparse?. Lo justo y cuando apetece. Si no apetece, lo mejor no es abrigarse en exceso sino mirar para otro lado.

Lamia dijo...

Es curioso. Soy bastante pudorosa con el tema de la ropa pero, a través de la escritura, tiendo a desnudar mi alma con una impudicia a veces exagerada. Por eso tengo que agradecer a los amigos el respeto con el que abordan mis escritos siempre.

CARLOS LABARTA dijo...

FERNANDO MANERO: puede ser, puede ser que tengas razón. Sin duda la tienes, pero hay desfases... La conclusión más cierta es que uno no debería desnudarse si no quiere, uno no debería desnudarse si no cree ser capaz de acarrear con las consecuencias... No sólo hay quienes dicen del "desnudo" que es impúdico, sino que aprovechan la desnudez como la evidente manifestación de debilidad del adversario, y la usan en su contra... No es bueno ni lo mucho, ni lo poco... No es bueno ni malo. Pero es harto difícil saber si todo es necesario. La coraza, el abrigo, la desnudez, la sugerente muesta camuflada de apéndices de nuestro cuerpo... Lo lógigo es que en todo tendieramos a la comprensón, entendiéramos el porqué dl desnudo y el porqué del abrigo, que en ciertos casos es mero adorno superfluo, mero exceso de protección... No acabo de determinar porqué la violencia contra la intimidad de quienes salen de un submundo creado a medida de sí mismos... La falta de miras, la corta visión nasal...

YOPOPOLIN: siempre halagador... Me alegra que esto te guste... Te dejé el título en el tuyo, pero lo tienes de Lectura diaria en mi blog durante un tiempo...

CARLOS LABARTA dijo...

LAMIA: es que tú jamás usas la desnudez propia como una protesta... Tu desnudez es suave, muelle como regazo...

Stultifer dijo...

Y algunos, además, tenemos cebolla en lugar de corazón: capa sobre capa, protección sobre protección.

Thiago dijo...

Adoro el desnudo, me encanta lucirlo, nada ma resulta mas placentero que tomar el sol en todas y cada una de mis células, y bañarlas todas juntas en el agua del mar...!

Una vez soñe un mundo desnudo y sin prejuicios, en el cual te pudieras masturbar en la peluquería por ejemplo con la naturalidad con la que nos rascamos la cabeza o nos hurgamos la nariz, jajaj

Un mundo desnudo acabaría con muchas injusticias, muchos prejuicios y algunas soberbias... pero fríamente pensado y a efectos prácticos... ¿podrímos ir al cine y sentarnos en la misma butaca en la que se sentó otro antes que padezca de algún mal innombrable?. Rebeldía o higiene? ahí dejo mi duda.

Esa es mi duda. Bezos.

oiril dijo...

Carlos, millones de gracias.
Es un honor (casi de estreno) estar en tu listita de blogs a seguir.
Veo que ya has logrado dejar tus palabras, es bueno saber que mis intentos llegan y generan pensamientos.
Hasta otra.

marisa dijo...

"el temor al desabrigo del otro, escondido o no bajo la tela..." Esta frase merece un lugar destcado de la memoria para quedarse allí, bien resguardada. Maravillosa e impecble reflexíón.
Un blog muy interesante.

Amig@mi@ dijo...

Jope, pones el dedo en la herida... partiendo de que hay "desnudos" y "desnudos"... Yo para sentirme avergonzad@ mo me desnudaría. Pero estoy convencida de que todo este tema es cosa de educación y costumbres.
Besos

zoraida999 dijo...

Pues yo voy a empezar a vestirme con la capa mas grande y gruesa que encuentre, porque ir desnuda por el mundo solo me ha llevado a donde estoy............

CARLOS LABARTA dijo...

DESNUDO FÍSICO O DESNUDO EMOCIONAL, CASI CONFESIONAL... HABLABA YO DEL ÍNTIMO, PERO BIEN VISTO ES QUE EL ÍNTIMO, PUEDE SER INTERPRETADO COMO FÍSICO O EMOCIONAL...ESTA CLARO ES QUE EL HECHO DE DESNUDARSE, LA DESNUDEZ EN SÍ, ES COMPLEJO Y DIFICILMENTE PRACTICABLE... SOBRETODO SI "EL CLIMA" NO ACOMPAÑA...

MUCHAS GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS....