27/8/08

SABER ALGO


Acabo de enterarme de que a una compañera de trabajo, con la que no es que tenga ninguna estrecha amistad y con la que tampoco he compartido largas jornadas ni eternas horas de curro, va a ser una nueva víctima de la crisis económica que padecemos. Independientemente, me siento cercano a ella y no sólo por habitar el mismo espacio profesional... No le renuevan el contrato, no por otra cosa, que yo sepa, si no porque la empresa no tiene posibilidades de mantener un puesto más, y eso que no somos tantos en plantilla.

Me lo han comunicado sotto voce, y he sentido ganas de enviarle un mensaje o ir avisando para que el golpe no sea tan fuerte, pero actualmente esta de vacaciones, no sabe nada de nada y estoy seguro de que aun siendo consciente de las dificultades de la empresa, jamás hubiera pensado que le tocaría a ella ser la primera... Hay otros en la empresa que son menos antiguos. También esto último es preocupante, el efecto dominó...


No sé qué debería hacer al saber esto. Mi filosofía me mueve a avisar para que vaya buscándose un apaño. Tal y como están las cosas, es necesario preparase el currículo con tiempo, y más si es algo que te llega de sopetón.


Pero si le aviso le derrumbo. Si no lo hago, me derrumba la impotencia...

9 comentarios:

Lydia dijo...

Que complicada se vuelve a veces la vida, con la incertidumbre continua de saber o no saber que hacer, si por un lado actúas de buena fé o realmente metes la pata.
Francamente en este caso yo me vería en la misma tesitura... no saber que hacer. Supongo que dependerá de tu grado de confianza, tu amistad y lo que dicte tu corazón.

CORNELIVS dijo...

Muy noble por tu parte la preocupación que sientes por tu amiga.

¿Sabes una cosa? Yo me movería con el corazón, y que sea lo que los dioses quieran!

Un abrazo.

CORNELIVS dijo...

Se me olvidaba: si tu fueras el afectado, como te gustaria que actuara ella contigo?

Un abrazo.

Ayshane dijo...

Es una situación muy difícil porque también luego puede que se vuelva contra a tí.... ¿qué quiero decir con esto? imaginate que la empresa aún no quiere decirselo o que simplemente es un rumor y al final se sabe que has sido tú quien ha abierto la boca...

Si por ejemplo fuera yo la que estuviera en tu caso primero me aseguraría de que es al 100% verdad y después si puedo confirmar que esa persona no fuera a decir quien le aviso....

besitos guapo!!!

Venus dijo...

Yo actúo por el corazón, por lo que me gustaria que me hicieran a mí.
Mejor ir advertida e ir buscando solucion a los problemas.

En mi curro hay un caso por el estilo, no la tiran a la calle, pero el banco la tira de su casa...


Así van las cosas.
No sé donde acabaremos al final.

Jeanne dijo...

Si el rumor está corriendo por la empresa, no van a tardar en comunicárselo, probablemente esperan a que llegue de vacaciones.

Por ello, teniendo en cuenta que no sois grandes amigos,yo me quedaría en segunda línea.

No es ahora sino después cuando va a necesitar ayuda.

Es entonces cuando de verdad puedes brindársela.

Yopopolin dijo...

la verdad es que es una dificil situacion... pero si te sirve de algo, yo se lo diria, mas que nada por lo que tu dices, de que se vaya buscando algo y haciendose a la idea...

Pero, amigo, la decision solo esta en tu mano...
salu2

Lamia dijo...

¿Quién te asegura que el rumor es cierto? Si no es alguien excesivamente cercano a ti, yo esperaría.

Gil dijo...

Las dudas en estos casos le arañan a uno con fuerza...pero en mi caso SIEMPRE he dado un paso adelante y he dicho algo que pueda afectar a una persona que confía en mí. No podría simular una cara de sorpresa cuando viniera a verme a decirme que ha sido despedida...se vería que lo sabía, y ver en mí su mirada de probable reprobación me haría sentir mal, por ella, por no adelantarle adecuadamente la noticia y recomendarle algunas salidas, y por mí, por actuar como suele actuar la gente en muchas ocasiones...con esa estúpida reserva, o conveniente comodidad de no querer meterse en la vida del otro...aunque desde el mismo momento en que uno conoce la noticia, ya forma parte de ella, y pretender salir es como querer mirar hacia otro lado...Cualquier actitud es legítima si aquel que la toma cree en ella...Yo simplemente no creo en guardar un silencio, que lejos de ser prudente, es más bien una conveniencia non-grata...

Recuerdo en mi anterior empresa el despido de la secretaria de dirección. Una persona extraordinaria - que estuvo en mi boda en Mayo -...El día que recogió sus cosas, medio llorando, me levanté cuando ella se dirigía a la puerta y le dije "te acompaño a la puerta"...Ella sólo podía decir entre lágrimas "gracias"...Y fui el único, el ÚNICO que se levantó para acompañarla hasta la puerta y decirle adiós dándole un abrazo y un beso, que es lo que la gente necesita en esos momentos.

El resto del personal perdía su mirada en la pantalla, agazapados, con esa cobardía propia del inseguro, del vividor o del que se enfrenta a la vida con miedo...

Ella nunca olvidó ese gesto...Y el resto tampoco.