31/8/08

TANTA SOLEDAD INABARCABLE





Tanta soledad!
Imposible abarcarla, imposible medirla con pasatiempos,
con lecturas, con canciones, con sueños y ensoñaciones,
con llantos,
con la sonrisa del recuerdo de la compañía pasada.
La soledad sin medida y desbordada, encabalgada
con otras soledades, con ejercicios de reflexión, escritura y evocación.
Ninguna soledad pasada, sino toda vívida, latente.
Hoy llevo conmigo el rictus de la última soledad reflejada.
Es la solitud de quien estuvo ya solo,
tan atrás, tan antes.




4 comentarios:

Lamia dijo...

Mientras escribas así y puedas compartirlo con nosotros, nunca estarás solo.

CORNELIVS dijo...

No, desde luego: nunca estarás solo. La soledad hiere, duele, te amordaza; pero por lo menos no te traiciona nunca.

Animo amigo, estamos aquí.

Un cordial saludo.

Ayshane dijo...

Yo desde luego pienso que a veces es mejor estar solo que mal acompañado, la soledad puede afixiarnos pero aún así jamás nos dañará tanto como una mala compañía....

besitos...

Carlos Labarta dijo...

Gracias a vosotros Lamia, Cornelius y Ayshane por acompañarme en estos días... Os he echado de menos! Hay días en que toda esta compañía de por aquí me hace sentir más sólo. Días en los que me siento perdido, como un náufrago o como un soldado tras la batalla por un ideal no compartido, contra las fuerzas contrarias que dictan en contra de mi propio deseo...